jueves, 19 de abril de 2012

DOLOR CIÁTICO

El dolor del nervio ciático puede ser detonado por trastornos en la columna lumbar y lumbosacra como hernias discales, artrosis interapofisaria, entre otros, o tensión del músculo Piramidal en la zona glútea, etc. Pero lo más importante es buscar a las causas que originaron estas razones para poder modificarlas y evitar futuros ataques de dolor e irritación. Por lo que mi experiencia me dice me atrevo a reafirmar que la mala de la película es la postura. Un cuerpo con malos hábitos posturales comprimen los espacios por los que transcurren las raíces nerviosas y/o al nervio mismo, inflamándolo e irritándolo haciendo que transmita señales de dolor persistente. Ante un ataque de dolor ciático te recomiendo dos cosas: primero tratar el dolor, luego hacer una buena terapia de reeducación postural para que no se repita la crisis.
                                  

 
PRIMEROS AUXILIOS PARA BAJAR EL DOLOR:

  1. Reposo inmediato
  2. Poner frío tolerable en la zona lumbar del lado del dolor. No apoyar hielo directo en la piel, esta puede quemarse, siempre ponga una sabanita entre la piel y el hielo.
  3. Tomar un ibuprofeno o cualquier antiinflamatorio que tenga en su casa, los sublinguales son una opción interesante.
  4. Si a las 4 horas no afloja valla a una guardia para que le den un antiinflamatorio inyectable y vuelva a hacer reposo
  5. Aunque el dolor afloje tenga en cuenta los siguientes NO hasta que el dolor desaparezca por completo:
  • NO maneje.
  • NO permanezca mucho tiempo sentado, el estar sentado aplasta al ciático a nivel de los glúteos aumentando el dolor.
  • NO camine, solo lo indispensable.
  • NO suba escaleras.
  • NO haga ningún deporte ni actividad física recreativa.
Luego que el dolor desapareció hágame caso y reeduque su postura.
Lic. Verónica Lercari

No hay comentarios:

Publicar un comentario